La calma esperada


Y así cuando menos lo esperas Dios nos manda la respuesta. En un instante casi sin darme cuenta y porque nada nunca es al azar, llegó la señal que hacia falta. El verme en espejo de otra madre ha sido suficiente para disipar las nubes.

Una breve mirada al pasado, al futuro próximo, que cambia mi estado de ánimo, que dibuja una sonrisa, que calma la ansiedad. Claro las respuestas concretas, las acciones y decisiones vendrán después, por ahora gozo de esta calma.

Publicado desde WordPress para Android

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s