De colores y juguetes


Tengo tres niños, dos niñas y un niño.

image

Visto en la web

Cuando nació Vera Lucia, y mucho antes que naciera, le compramos juguetes, muchos juguetes, ya tenía juguetes para su primer cumpleaños!! Entre tanto juguete había muñecas, bloques para apilar, para encajar y una pista de carrera? Si su papá le compró una pista de carrera de MatchBox (publicidad gratis?) al principio y a veces aún ahora, después de 6 años me cuestiono si es bueno, lógico, conveniente comprarle juguetes tópicos de niños a una niña?

Después de la pista han llegado de tiempo en tiempo carritos, dinosaurios, carros a control y réplicas (pobre papá se quedó sin juguetes 🙂 ) y así siempre hemos tenido variedad. Claro que nunca faltaron los comentarios en contra, “como una niña va a jugar como niño” “las niñas no van a querer jugar con ella” y así. Para ser sinceros Vera ha disfrutado de los autos, pelotas, fútbol, peleas, acrobacias y todo lo que ha deseado hacer/intentar, ha pasado muchas tardes sirviendo te, café y agua en “su cafetería”, ha cuidado innumerables hijas, alumnas/alumnos, ha sido doctora, piloto de avión y de taxi…

Cuando llegó Sebastian llegaron más camiones, autos, pelotas, bloques…y Vera ha compartido, algunos días con menos ganas, sus muñecas y coches, las ponys, muñecas bebé, peluches y todo lo que despertara la curiosidad de su hermano. Y aquí otra vez los comentarios ” no son juguetes de niño” no son juegos de niño”…en este punto me he visto a mi misma con menos dudas, más convencida que mis hijos deben tener la libertad de elegir a que y con que jugar (ojo hablamos de juguetes) y es que a esta edad es un continuo descubrimiento de la vida, de sus gustos, de sus habilidades. El juego es la forma en que los niños aprenden, en que representan el mundo que los rodea, en que ponen a prueba sus ideas, con la creatividad y la imaginación a mil como ponerles un freno? Como decirles que no?

Es un hecho que lo que más influye en los niños es el ejemplo de los padres, transmitimos gustos, opiniones, tradiciones, costumbres cotidianas. Entonces porque limitarlos, si el ejemplo que les damos es bueno, porque poner límites a su imaginación (más allá del sentido común y manteniendo su seguridad e integridad) Si papa cambia pañales y da biberón a la bebé, si baña a los niños, y disfruta de su tiempo con ellos, porque mis hijos no?

Yo me recuerdo jugando fútbol, trepando árboles, jugando canicas, liga, yaces, voley…y deseo que mis hijos prueben todos los juegos y deportes. Sebastian puede seguir paseando muñecas, Vera puede jugar con autos. Quiero que vivan plenamente su niñez, que en sus juegos nos recuerden, que en sus juegos encuentren los valores que deseamos inculcarles, la persistencia, el respeto, el amor por la vida y los demás. Que cuando sean mayores recuerden una niñez llena de diversión y aprendizaje en el amor.

No creo ser la única que piensa así, que le de libertad a sus hijos de explorar el mundo a su ritmo y su manera, hace poco lei este post y me hizo acordar a mis niños, porque los niños no se complican con estas cosas, ellos son simples y claros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s