Gotas de Agua


Durante cuatro años Vera Lucia fue hija única, cuando supo que tendría un hermanito tomo la noticia, como creo lo hacen miles de niños…de la emoción a la decepción cuando supo que era un niño y no una niña…”oh bueno lo que sea…” fueron sus palabras…Cuando nació días después de su cumpleaños número 4, al conocerlo se mostró más amigable, entusiasmada, casi como con juguete nuevo, quería cargarlo, besarlo, lo miraba y reía…que hermoso es ver a tus hijos así..cuando anunciamos que Oriana venía en camino, fue la sorpresa, la emoción, por fin una niña!, “es que las niñas son más bonitas, y las puedes peinar” jiji muñequita?? Sebastián poco quiso saber de al hermanita en camino…evitaba escucharnos..creo que si pudiese hablar hubiese dicho algo como “pero para que! si así estamos bien!” jajaja si esas hubiesen sido sus palabras…

Ahora que Oriana ya tiene 9 meses, y su personalidad se está empezando a marcar con mucha, muchísima fuerza puedo asegurar que mis pequeños son como 3 gotas de agua, pero distintas, vienen del mismo manantial, pero han caído cada cual su estilo…no se si la naturaleza hará estas maravillas pero mis gotitas son así:

Vera Lucia, ella necesita la compañía pero a su modo y estilo, a ella le gusta ser la voz cantante…en eso choca bastante con Sebastián quien tiene un carácter muy fuerte, incluso llega a ser bastante terco…ella es amorosa, pero más quedar le encanta ser engreída, le cuesta hacer amigas, y cuando las tiene es bastante celosa…es inteligente como ninguna (emh..habla la madre orgullosa), las matemáticas hasta ahora son sus favoritas (que no cambie, please!) le encantan las princesas y los programas de decoración…ama la playa y la piscina, pero aún siente temor de nadar.

Sebastián, mi pequeño terremoto, con su carácter fuerte y sus obstinaciones, el que no hable casi nunca es un problema, pero cuando no lo entendemos, o cuando sale de su “elemento” se frustra…es una época muy difícil para él  sus ideas son más complejas y la comunicación empieza a ser un obstáculo. Él ama los autos, los trenes, la pelota, no le gusta mucho comer, aún no se hace problemas por tener o no amigos, el puede jugar solo o con mamá/papá/abuela y ser feliz! le encanta el agua (creo que es medio delfín 😉 ).

Mi Oriana, la princesa chiquita, ella es risueña, feliz, ama a su madre :), reclama mi presencia, con mucha muchísima insistencia, no puedo estar en casa sin tenerla conmigo, claro como podría ser de otra forma, sus hermanos nunca fueron así, ellos podían estar tranquilos en su corral o cuna, yo podía cocinar, limpiar o lo que tocara, pero no ella no quiere, solo quiere estar con mamá… es la más pequeña no solo en edad si no también en tamaño, sus hermanos fueron grandes, muy grandes a su edad, ella está en el promedio, pero ella no lo sabe ella se siente grande y fuerte…(esa es la actitud hija mia! llegaremos muy lejos 😉 ) ella no se detiene ante nada…

Mis gotitas son distintas, en formas, tamaños y estilos, nacieron en tiempos distintos, el manantial del que provienen les da el mismo amor y cuidados infinitos, claro con algunos matices distintos, y ha creado maravillosos resultados, que les ha dado fuerzas y confianza para crecer y ser ellos mismos, porque la diversidad enriquece, porque las experiencias son las que los moldean. No todo es genética,  es el ejemplo, el amor y la vida las que nos terminan de formar. Mis gotitas crecerán y serán ríos fuertes, marcarán sus caminos, llegarán a su destino, nosotros les daremos el impulso, les ayudaremos con los escollos del camino, pero el recorrido es suyo, tienen el mundo por descubrir y conquistar…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s