Verduras a mi?


Una de las mayores preocupaciones de toda madre o todo padre a partir de los 6 meses es ¿que le doy de comer a mi hij@?

A penas hace unos meses recibiste un bollito pequeño, frágil, suave, con el poder de hipnoptizarte con un bostezo o una media sonrisa. Todo el depende de ti y hasta ahora lo único necesario había sido la leche/teta/biberón y mucho amor y paciencia. Pero llegó el día en que el pediatra te dice “felices padres es hora que el bollito empiece a comer” te da las pautas generales, algunas veces más detalladas que otras y te manda a casa o más bien a hacer las compras necesarias.

El platito, la cucharita, el vasito de entrenamiento antiderrames, los baberos y la silla, si no los tenías antes, serán compras divertidas, con tantas opciones vas a pedir consejos o quizás escojas los más lindos en la primera vuelta que hagas a la tienda. Pero siendo honestos lo más importante no es el plato o la cucharita, si no lo quepongas en el. Aqui voy a ser muy clara: Siempre, SIEMPRE sigue las indicaciones de tu pediatra, si tu mamá te dice que le des de comer, no se, naranjas, dile no, si te dicen que le des lomo saltado “sólo para que pruebe, pobrecita mira como te mira” dile no!! El sistema digestivo de tu bebé aún es inmaduro, es muy delicado, y cuando digo delicado me refiero a que se puede alterar rápidamente, sin contar que son muy sensibles a los estímulos nuevos, sabores, sensaciones.

Deliciosas fresas 🍓🍓

 

Mi Experiencia

Cuando Vera Lucía empezó a comer la pediatra que veíamos nos derivó con la nutricionista, si mi bebé de 6 meses en su primera consulta con la nutricionista, yo a mis veintialgo nunca había ido. Pues bien la pesó, la talló, nos preguntó cuanta leche tomaba y demás. Nos dio una hoja con el detalle de lo que debía comer, las combinaciones de frutas,verduras, cereales, proteínas, los ejemplos de comidas, cantidades, los horarios, incluidos los horarios para la leche ¿??¿ Para mi fue un esquema un tanto demandante y que al principio no seguía al pie de la letra. Pero nos acomodamos y seguimos lo mejor posible la dieta que nos mandó.

Vera Lucía desde muy pequeña sufrió de estreñimiento, aún antes de empezar con los sólidos, así que la pediatra nos recomendó darle muchas verduras todas ellas ricas en fibra, entonces la dieta de mi hija incluía: alcachofas, espárragos, espinacas, brócoli, y demás familia y amigos verdes, nunca se quejó nunca le hizo asco y junto con la leche de fórmula AE se recuperó muchísimo.

Sebastian y Oriana, no han necesitado tanta concentración de fibras ni leches especiales, pero nosotros conservamos la costumbre de una dieta rica en frutas y verduras, y así como Vera les gusta comer de todo.

Y porque les cuento esto? Pues bien hace un par de dias leía en el Facebook un post del Club de Malas Madres en referencia a lo difícil que es que los niños coman frutas y verduras, más aun considerando las porciones recomendadas por edad, sumado a los cereales, carnes y más, vamos que las mamás se sienten (a mi parecer) imposibilitadas de cumplir con tanta exigencia. Yo, y que conste que nunca lo hago, comenté en respuesta a una de ellas que básicamente debía poner en el plato mas verduras que carbohidratos así:

wp-image-411272293jpg.jpg

El plato de Oriana, fideos con verduras, zanahoria, tomate, brócoli, cebolla y pollo

Es el plato típico que les sirvo a mis hijos, Oriana ya tiene un año y medio y desde el año empezó a comer sola, claro se ensucia, y tira la comida, antes más ahora menos, pero come muy feliz. Y lo curioso es que más de una mamá dijo que le era imposible, que sus hijos no comen verduras, una hasta comento que ante un plato así su hijo se pondría a gritar/llorar, y creanme si la madre lo dijo yo le creo.

Claro que hubo otras que dieron ejemplos mucho más detallados de sus rutinas y lo que comen sus niños, mucha comida saludable y balanceada, es decir si es posible, no soy una excepción, más bien mi propuesta es muy modesta ante ellas. Mis rutinas no siempre son seguidas al pie de la letra, y nosotros disfrutamos de dulces, azúcar, chocolates. Donde está el secreto entones? si yo puedo y otras pueden, tu porque no?

Un comentario dio en el blanco “no le ofrezcas lo que no quieres que coman”.

Simple y directo, un niño pequeño no conoce las hamburguesas, si el quiere una, es que un adulto se la presentó antes, igual para el azúcar, chocolate, papás fritas y demás. Porque alguien le invitó, le sirvió, sería buenos preguntarnos porque le permitieron comer algo que luego deseamos prohibir, ¿No sería mejor no dárselas desde el principio?

Cuanto mas pequeño empieces con los buenos hábitos mas fácil es que los acepten. Cuando pequeños, los niños aceptan todas las comidas, tenemos de nuestro lado su curiosidad, por lo menos por curiosidad los niños probaran todo lo que les demos, ellos que todo lo quieren probar y conocer, no van a negarse a probar todo lo que le sirvas.

Así que aprovecha esa ventaja e inicia una dieta saludable, y no solo para los niños, lo adultos también necesitamos cuidar nuestros alimentos, calidad y cantidad.

Recuerda

Se enseña con el ejemplo, lo que tú hagas será lo que tus hijos copien

Nos leemos

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s